ERRAR ES GENIAL

 

Benjamín Zender

 
Igual que la persona que da por sentado las olas del mar, o pierde contacto con la briznas de hierba mecidas por la brisa, el músico se aleja de la esencia de su música cuando toca solo y únicamente se concentra en su ejecución de notas individuales y de armonías perfectas. El error cometido es el mismo: la persona, al no darse cuenta de la proximidad de la naturaleza, bloquea su expresión de fuerza vital. Del mismo modo, el músico rompe la melodía central de su pasión musical cuando se limita a interpretar su visión de color, de emoción personal o de armonía. Si esto sucede, lo más probable es que su actuación sea gris y monótona.


La sonata Claro de Luna de Beethoven es el clásico ejemplo de una pieza cuyo sentido puede cambiar por completo si el pianista hace demasiado hincapié en los acordes de la mano derecha en detrimento de la melodía del bajo, cosa que sucede con frecuencia. El tempo se altera cuando, por decisión individual y para jugar con las sombrías notas de la mano derecha, la pieza deja de ser una fantasía ligera y directa como quería Beethoven, para convertirse, según los cánones tradicionales, en un puro lamento nostálgico.

León Fleischer, renombrado pianista y maestro, afirma que tocar una pieza musical es como realizar un ejercicio contra la gravedad. El papel del músico debería ser el de atraer la atención de quien le escucha ejecutando la pieza, que, a su vez, no es otra cosa que una división artificial de barras sobre un pentagrama y que no tiene nada que ver con el fluir de la melodía como concepto global. Para relacionar las secciones más largas de una pieza, el músico puede elegir un tempo más rápido, lo cual no ocurre cuando su deseo es prestar atención para destacar notas individuales o armonías verticales. Ello explicaría por qué las marcas de metrónomo en las obras de Beethoven y de Schumann indican movimientos rápidos, o mejor dicho, demasiado rápidos, según opinión de muchos músicos y eruditos, lo que refleja la pasión de esos compositores.

 

Las Hortensias 2444, of. 504 Providencia, Santiago Chile

Teléfono: +56 940283846

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

Creado por www.addiseno.com